viernes, 4 de diciembre de 2009

lo que nos llega del futuro [rocanpoetry! #17]

El E.V.T. (Escuadrón de Viaje en el Tiempo) de CILC ha logrado recuperar, gracias a su tecnología de Punta (Uruguay), un mail circulante en el año 2029. ¿El contenido? Extractos de una noticia periodística que recuerda los 20 años del último, del definitivo rocanpoetry… Señora, señor: sabiendo esto, ¿se lo va a perder?

7.12.2029 - Clarín Espectáculos.pdf
LO QUE EL INCENDIO SE LLEVÓ
A 20 años de aquellos trágicos sucesos
Por Bebe Contepomi (y su equipo de ghostwriters)

Irónico. Elegante. Criminal. Oligofrénico. Muchos han sido los adjetivos con los que, hasta nuestros días, ha sobrevivido la leyenda de ese grupo pispireto compuesto por Sebastián Realini, Juan Manuel Daza, Fernando Bogado y Juan Alberto Crasci: sí, el staff, el órgano ejecutivo, el todo de la Editorial Casi Incendio La Casa. Junto con la leyenda, el misterio: ¿qué pasó hace veinte años, en aquella perdida noche del 7 de diciembre del 2009? Claro, nos referimos al rocanpoetry! #17, evento que vio a estos creadores de la desgracia unidos por última vez.
Desde su exilio oriental, Sebastián Realini accedió a responder unas pocas preguntas enviadas por correo a su residencia en Maldonado. Claro, el cuestionario fue previamente filtrado por su secretaria. Ella seleccionó ocho de las cuarenta y dos preguntas redactadas por mi grupo de trabajo acá en Buenos Aires. Se convierte así en nuestro primer testimonio: “De esa noche lo único que recuerdo es el rostro aún con vida de (nota del E.V.T.: la página está rota)… ¡hijo de puta, qué subido! No puedo volver a Buenos Aires; me asaltan los recuerdos (y las pandillas de motochorros). Y no tengo nada más que agregar. ¿Si sigo escribiendo? No; después del rocanpoetry! #17 escribir poesía es un acto de barbarie. Ahora resuelvo crucigramas”. Desgarrador. La crudeza del relato no puede más que ponernos la piel de gallina.
Juan Manuel Daza, en la actualidad, ha elegido otro camino. Devenido famoso productor de teatro de revista, sólo mantiene contacto con el mundo desde su oficina por medio de un teléfono celular que cambia todas las semanas. También cambia todo el tiempo de oficina, por lo que es imposible acceder a sus declaraciones. Algunos informantes lo vieron recientemente en Ituzaingó, otros en San Nicolás de la mano de la nieta de Araceli González. Se dice que maneja su imperio de tetas y culos a través de un complejo y decimonónico circuito de postas rotativas, desde las cuales unos diminutos avioncitos de papel llevan y traen información como así también los contratos de las vedettes de la calle Corrientes. De su pasado como editor y escritor sólo nos queda el Premio Nobel ganado en el año 2011. Ciertos rumores dicen que ese Nobel fue entregado para intentar lavar la imagen del festival y de la poesía, que venía decayendo exponencialmente en esa última década.
Fernando Bogado se ha recluido. Vive en el silencio de una orden trapense en la Pampa Húmeda. Los terribles sucesos de aquel 7 de diciembre lo han marcado profundamente y decidió alejarse de la sociedad para reencontrarse con la paz y la armonía de la palabra muda de Dios. Desde hace dieciséis años –desde el año 2013– no pronuncia sonido alguno, ni cuando va al baño. Si bien accedió a ser entrevistado en dicha orden, poco fue lo que pudimos recoger: señas, gestos, brazos extendidos, dedos hacia el cielo, dedos hacia adelante: típica impronta de sus declamaciones: dedos que recuerdan fragmentos de sus poemas (por ejemplo, el mítico “Lesbianas”), pero que no dicen nada sobre lo acontecido durante la noche de ese fatídico festival.
Y desde aquí el principal misterio: Juan Alberto Crasci. Nadie lo ha visto desde aquella noche. Muchos dicen que murió entre el tumulto, mientras otros aseguran que ya estaba muerto desde antes y que el lugar que le correspondía en dicho festival fue ocupado por otra persona, idéntica (los otros tres integrantes de la Editorial, al enterarse de su muerte, decidieron continuar con el ciclo debido al éxito del mismo), lo que recuerda al mito que rodeó durante muchos años a Paul McCartney. Otras voces, por ejemplo las de las agrupaciones sociales, se hacen eco del misterio que envuelve a Juan Alberto Crasci para llevar a cabo sus protestas: “J.A.C.: otro desaparecido en democracia”; “Todos somos J.A.C.”; “No se olviden de J.A.C.”, etcétera, mientras que las voces de la ultraderecha aseguran que Crasci se fugó con el dinero de las cuentas de la editorial a alguna lejana isla del Pacífico.
¿Qué pasó aquel 7 de diciembre de 2009? ¿Por qué se desató esta ola de desgracia y de sucesos inesperados? El misterio continúa, mientras la ciudad de Buenos Aires, desde hace veinte años, no es la misma sin el rocanpoetry!

***


rocanpoetry! #17
una desgracia inmensa

lunes 7 de diciembre, 20 hs.
en ULTRA, San Martín 678, Cap. Fed.
gratis!

poemas en prozac:
juan alberto crasci
fernando bogado
luciano di silvestro
pablo marchetti
sebastián realini
juan manuel daza
osvaldo vigna
(presentando Poesía popular argentina, de vicente luy)

sonidos laxantes:
pablo krantz & xoel lópez
galápagos
tulús

naturalezas muertas:
pablo vigo
damián scalerandi
gastón souto
y más!

los esperamos!